Os presentamos Agrosingularity, una de las startups más prometedoras del sector agroalimentario y participantes en Ebro Talent.

La historia de esta startup comienza con un grupo de treintañeros murcianos vinculados de un modo u otro a la innovación y al mundo de las Startups. Gracias al entendimiento entre ellos y a una misma visión compartida, crearon Agrosingularity. Una empresa que nace con la misión de ser la primera plataforma distribuida de producción de materias primas e ingredientes basadas en subproductos, a través de la valorización de residuos de la industria vegetal. De esta forma, productos frescos pueden convertirse en materia prima para la industria alimentaria, asegurando la calidad, seguridad y trazabilidad de todos ellos.

Sus fundadores, Luis Rubio (calidad y producto), Daniel Andreu (desarrollo de negocio), y Juan Francisco Abad (producción, operaciones y sostenibilidad) vieron una oportunidad en la valorización de los residuos vegetales que generaba la industria agroalimentaria. Ahí podía estar la clave para optimizar un sector importantísimo en la región, y aunque ofrecía muchas posibilidades nadie daba el paso.

Decidieron darlo ellos porque mantenían contacto con un fabricante de pimentón de la zona con know-how en la producción de ingredientes en polvo y porque sobre el papel no suponía mucha inversión, así que comenzaron a hablar con distribuidores de ingredientes en polvo, a escuchar a sus futuros clientes y proveedores. Se centraron en investigar a quién tenía sentido ofrecer sus productos, y qué productos.. y ver si había interés y demanda.

Así fue como comenzaron los primeros contratos con distribuidores y las máquinas empezaron a rodar. La idea cuajó y rápidamente consiguieron capital semilla y la participación de Venture capital.

“Los retos planteados en Ebro Talent, los consideramos como propios y fundamentales”

Juan Francisco Abad Navarro, cofundador de Agrosingularity

La propuesta de valor de Agrosingularity está basada en sustituir los ingredientes sintéticos y artificiales de las recetas alimentarias por otros basados en la reutilización de residuos vegetales de la industria, lo que supone una etiqueta limpia (sostenible y respetuoso con el medioambiente), ofreciendo confianza sobre el producto y cercanía en la producción, reduciendo la huella de carbono. En definitiva, ingredientes naturales, locales y sostenibles.

Según Juan Francisco Abad Navarro: “Nuestro objetivo es transformar la industria alimentaria, cambiar cómo nos alimentamos y en el camino hacer esta industria más sostenible”. Siempre partiendo del ingrediente no valorizado, lo que ayudará en la misión de alimentar al mundo en las décadas venideras sin olvidarnos de siempre satisfacer el gusto de los consumidores y siendo conscientes que los recursos del planeta son limitados. 

En unos años estos emprendedores quieren ser jugadores clave en el mundo de los ingredientes y para ello deben conseguir su propia capacidad de producción y desarrollar tecnologías a la vez que nuevos productos para otros sectores más allá del alimentario como, por ejemplo, el farmacéutico. Una vez alcanzada esta dimensión, aspiran a ir a los grandes centros de producción mundial e introducir sus ingredientes en la cadena alimentaria. 

Para ellos, participar en un programa de aceleración de una gran empresa y un gran grupo alimentación es el escenario ideal para conectar y empezar a generar colaboraciones, así como para testear nuestras soluciones en un gran grupo como es Ebro Foods. En definitiva, para ellos “están resultando sesiones de alto valor añadido, y no sólo a nivel formativo sino también a raíz de las sinergias con el resto de participantes”. Además, prosigue Juan Francisco Abad Navarro “los retos planteados en Ebro Talent, los consideramos como propios y fundamentales. Un objetivo común en la construcción de una realidad del sector muy alineadas con el espíritu de Agrosingularity y nosotros encantados de poder construirla juntos. “

Más información sobre la startup: https://agrosingularity.com

Menú